Tradición y modernidad

Oporto es una ciudad con numerosas facetas, algo que se refleja en sus visitas imprescindibles. Estas contemplan desde la riqueza arquitectónica de la Iglesia y Torre dos Clérigos, la estación de São Bento, con sus famosos murales de azulejo, la Avenida dos Aliados o el Palácio da Bolsa, hasta rincones tan tradicionales como el colorido Mercado do Bolhão. Eso sin olvidar los espacios más modernos, como la Casa da Música y la Fundación Serralves, además de las destacadas muestras de arte urbano que decoran la ciudad.